Goulash

  • 1 kg. de carne de ternera cortada en cubos
  • 4 dientes de ajo y 3 zanahorias
  • 2 cebollas grandes
  • 1 puerro entero grande
  • 4 tomates grandes
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada sopera rasa de pimentón
  • 2 hoja de laurel
  • 1 morrón rojo grande
  • Pimiento paprika rojo o cayena
  • Harina para enharinar la carne
  • 1 litro de vino tinto
  • Pimienta negra molida y sal a gusto
  • 100 ml. de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Salpimentamos la carne y pasamos por harina. Una vez enharinada y sacudida, la freiremos en la olla donde vamos a preparar el estofado. Calentamos el aceite de oliva en una olla, echamos la carne y marcamos los trozos hasta que queden bien dorados, soltará parte de su jugo. Retiramos la carne y reservamos. En el aceite que hemos usado para la marcar la carne quedarán restos de la harina, nos servirá para espesar la salsa en la futura cocción del estofado.
pelamos los ajos, la cebolla y el puerro, y picamos muy finamente. Sofreímos todos los vegetales en el mismo aceite donde hemos dorado la carne durante unos 10 minutos a fuego lento.

Cuando el sofrito esté bien dorado añadimos una buena cucharada de paprika. Removemos todo bien a temperatura baja para que no se nos queme.
Pelamos las zanahorias y lavamos el morrón rojo. Cortamos en rodajas lo más finas posibles las zanahorias (así se harán mucho antes en nuestro guiso) y el morrón en daditos muy pequeños. Los tomates los cortamos a la mitad y rallamos hasta que nos quede sólo la pulpa del mismo. Añadimos estos ingredientes al sofrito anterior y removemos todo bien con una cuchara de madera mezclando los sabores.

Cortamos el perejil fresco lo más picadito posible. Añadimos una cucharada de comino en polvo (opcional), el perejil y los pimientos picantes o cayenas, siempre que les guste el toque picante que le da al estofado. Removemos todo con suavidad para juntar los sabores.

Añadimos los trozos de carne que tenemos reservados y echamos un vaso de vino tinto, para darle potencia al sabor del estofado y un color impresionante. Añadimos las hojas de laurel y rectificamos sal y pimienta. Dejamos que reduzca un poco, aproximadamente unos 10-15 minutos a fuego medio.

Cubrimos todo con el resto del vino y si quieren el estofado un poco más suave, se puede sustituir parte del vino por caldo de carne o un poco de agua.
Guisamos a fuego lento hasta que reduzca el líquido y la carne esté tierna, aproximadamente unas 2 horas. Es importante remover de vez en cuando para que no se pegue al fondo de la olla.

Servimos el gulash bien caliente con un poco de perejil picado por encima, acompañado de pan, pues la salsa de esta receta es grandiosa. Si te gusta más caldoso, aumenta la cantidad de caldo del guiso y tómalo como sopa.

Se puede acompañar el goulash con un arroz blanco (le va perfecto).

 
 
Goulash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba